La Censura
Gastronomía Vida

Alimentos afrodisíacos que aumentan el deseo en la mujer

Afrodisíacos que puedes encontrar en el supermercado para aumentar la pasión en la cama con tu pareja

A diferencia del sexo masculino, en  la mujer es más difícil saber el porqué se produce una falta de interés con respecto al deseo sexual.

Esta comprobado que existen un sinnúmero de causas que conducen a la pérdida del acto sexual, siendo las más comunes: el estancamiento en una sexualidad básica y sin experimentación; estrés; cansancio; e incluso, hasta una mala alimentación es un factor preponderante.

Contrario a este ultimo factor, también dentro de la naturaleza existe alimentos capaces de renovar el apetito y el deseo sexual, acompañado de un ambiente que así lo amérite.

Chocolate, el afrodisíaco por excelencia

Dentro de la composición del chocolate, específicamente del cacao, existe una sustancia bioquímica llamada feniletilamina.

La feniletilamina cuando llega al cerebro,  produce en el organismo una ligera relajación, logrando el deseo sexual.

La feniletilamina provoca entre otras sustancias, la aparición dedopamina y oxitocina.

Las frutas y la hormona de la felicidad

La fresa es otro de los principales afrodisíacos femeninos que permiten causar un incremento en la libido de la mujer.

Su alto contenido de vitamina C, como también su extraordinaria sustancia llamada oxitocina, también conocida como “la hormona de la felicidad”

Además de la fresa, también están otras frutas que conllevan al mismo fin.

Entre ellas se encuentran: el higo, el mango y el aguacate.

Todos estos frutos tienen un alto contenido de betacarotenos, sustancia que beneficia la producción de estrógeno.

Mariscos, estimulantes del deseo sexual femenino

Tal y como ocurre en el caso de algunas frutas, los mariscos, los camarones y las ostras,  poseen en su composición un alto nivel de zinc, sustancia que favorece la generación de estrógeno.

 

 

Noticias relacionadas

Aspectos esenciales para construir tu propia casa

Elka López

Estas son las cosas más sucias de una habitación de hotel

Lilibeth Rincon

Cómo sacarle provecho a los viajes de última hora

Lilibeth Rincon