UIF presentará denuncias contra Robles tras detectar irregularidades en otros 105 contratos de Sedesol

UIF presentará denuncias contra Robles tras detectar irregularidades en otros 105 contratos de Sedesol, que tienen un valor mayor a 800 millones de pesos

UIF presentará denuncias contra Robles tras detectar irregularidades en otros 105 contratos de Sedesol, que tienen un valor mayor a 800 millones de pesos

Este martes la UIF presentará denuncias contra Robles tras detectar irregularidades en otros 105 contratos de Sedesol, que encontraron la Auditoría Superior de la Federación y la Fiscalía General de la República.

Por su parte, el titular de la UIF, Santiago Nieto expresó lo siguiente:

“Se detectó con la Secretaría del Bienestar 105 convenios adicionales a los que ya reportó la Auditoría Superior de la Federación y la Fiscalía General de la República”.

“Y estamos nosotros, en este momento, iniciando un proceso de análisis para la presentación de la denuncia correspondiente”.

Agregó que:

“La impunidad se acabó. Soy un convencido de que la posición del Presidente es muy clara: cero tolerancia a la corrupción y cero tolerancia a la impunidad”.

Asimismo, en torno al tema de la vinculación de Rosario Robles con el proceso, Nieto Castillo indicó que se trata de un hecho importante.

Que un ex funcionaria esté cumpliendo con la medida preventiva por sus actos.

Además, detalló que en los 105 contratos adicionales que se utilizaron como base, sirvieron para congelar siete cuentas bancarias, entre las que estaba la de Rosario Robles y seis más de sus colaboradores.

“Se solicitó la información y el apoyo a Unidades de Inteligencia Financiera en otros países para la detección de montos financieros que hubieran sido utilizados, transferidos por parte de la señora Robles y de sus principales colaboradores”.

Santiago Nieto Castillo puntualizó con lo siguiente:

“El problema es que se utilizaron a las universidades, vía la aplicación del artículo primero de la Ley de Adquisiciones, por adjudicación directa”.

“Pero para empresas que tenían muy poco tiempo de constitución, que tenían testaferros o prestanombres como accionistas y que finalmente representaron una afectación al erario, al presupuesto mexicano”.