Trump: ” Aceptaría financiamiento de muro o barrera”

El presidente Donald Trump señaló hoy que aceptaría el financiamiento para un “muro” o “barreras”, al iniciar la segunda jornada del cierre parcial del gobierno federal por sus diferencias con los demócratas para financiar un muro fronterizo.

“La única manera de detener las drogas, pandillas, la trata de humanos, elementos criminales y mucho que viene a nuestro país es con un Muro o Barrera”, escribió este domingo en su cuenta de Twitter.

The only way to stop drugs, gangs, human trafficking, criminal elements and much else from coming into our Country is with a Wall or Barrier. Drones and all of the rest are wonderful and lots of fun, but it is only a good old fashioned Wall that works!

Trump, quien se vio forzado a cancelar sus vacaciones de fin de año en West Palm Beach, sostuvo que los drones son maravillosos y divertidos “pero sólo una funciona un buen muro a la antigüita”.

Ayer el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer, dejó en claro que la única manera de reabrir el gobierno federal es si Trump retira su demanda de un muro fronterizo. No está claro si la idea de una “barrera” haría una diferencia para los demócratas.

El líder

De los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, hizo notar a los demócratas que apenas hace unos meses habían ofrecido al presidente Donald Trump 25 mil millones de dólares para el muro en la frontera con México, a cambio de legalizar a los “dreamers”.

Asimismo, les recordó que hace unos años, varios de ellos, incluido el entonces senador Barak Obama y la entonces senadora Hillary Clinton, votaron a favor de la iniciativa de ley bardas fronterizas.

Desde 1992, en la presidencia de Bill Clinton, Estados Unidos ha construido mil 052 kilómetros de bardas y barreras vehiculares, pero ni un kilómetro del propuesto muro de Trump.

Durante una reunión con Schumer, el vicepresidente Mike Pence propuso partir a la mitad la demanda de Trump y aceptar financiar dos mil 500 millones de dólares para el muro, pero la propuesta fue rechazada, de acuerdo con fuentes legislativas.

En este marco Estados Unidos pasó este fin de semana con el gobierno semiparalizado, sin que hubiera efectos visibles, toda vez que se mantuvieron en operación tanto los operadores de tráfico aéreo, agentes fronterizos y personal de emergencia.

Alrededor de 800 mil burócratas dejaron de recibir su salario, la mitad de los cuales recibieron licencias para retirarse a sus casas y la otra mitad deberán trabajar sin goce de sueldo, aunque tradicionalmente el gobierno federal los ha retribuido de manera retroactiva.

McConnell programó la siguiente sesión oficial del Congreso hasta el jueves, por lo que el gobierno federal continuará cerrado por lo menos hasta después de Navidad.