Sebastián Bernabé Fernández Cortina, actual director empresarial del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Realizó el traspaso de una deuda personal a este organismo con tasa preferencia y sin intereses.

Según documentos difundidos por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el traspaso de la deuda de 5.2 millones de pesos.

Se efectuó en diciembre de 2015, a una tasa de 4 por ciento anual y 0 por ciento en intereses moratorios. 

Cobros al 12% a trabajadores

Sin embargo, en ese momento la tasa promedio que el Infonavit cobraba a los trabajadores por un crédito hipotecario se ubicaba en el 12%.

Tres veces más de la que gozó el propio funcionario del instituto.

Además, los trabajadores que se atrasaron en sus pagos de sus créditos tuvieron que cubrir un interés moratorio de hasta el 16 por ciento anual.

Contrario a Fernández Cortina, quien se benefició con cero penalizaciones en caso de que incumplir con sus pagos.

MCCI destacó que este caso no ha sido el único, ya que José Manuel Pelayo Cárdenas.

Quien desde hace años está al frente de la dirección general de riesgos del Infonavit, hizo un traspaso similar al de Fernández Cortina.

En la situación de Pelayo Cárdenas, éste traspasó un adeudo bancario al Instituto por ocho millones 500 mil pesos.

Con los mismos beneficios: 4 por ciento de tasa anual ordinaria y 0 por ciento en interés moratorio.

Cabe señalar que estas condiciones preferenciales que se otorgaron a los directivos fueron amparadas en un programa especial.

Que se creó para fomentar el acceso a la vivienda de empleados del Infonavit.

El Empleavit fue anunciado el 6 de octubre de 2015.

Por el entonces director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, Alejandro Murat Hinojosa.

“Se trata de un crédito con las mejores condiciones del mercado: un monto máximo para cada empleado de 41.2 meses de sueldo bruto, con tasa anual de 4 por ciento, plazo de amortización de 20 años y los pagos por descuento vía nómina”, explicó en su momento Murat.

Pero los beneficios no fueron aprovechados sólo por los empleados ni el mismo se limitó a casas de interés social.

Casos en los cuales los directivos sacaron ventajas a su favor.

TE RECOMENDAMOS