La Censura
Nacionales Sucesos

Testimonio de explotación sexual: “Primero fue él, luego abusaron de mí hasta 10”

Érika, una joven médico de 28 años de edad narra las agresiones sexuales que vivió cuándo era niña por uno de sus tíos

Cuando apenas tenía ocho años, la vida de Érika se convirtió en el peor infierno de su vida con la cercanía de un ser querido: “Primero fue él, luego uno de sus trabajadores, luego otro y llegó un momento en el que fueron hasta diez hombres quienes abusaron de mí”, narró la joven médico.

Tras relatar por todo lo que ha enfrentado desde niña, concluye que ser mujer en México cuesta mucho.

La victima considera que hay heridas que nunca serán sanadas. Los abusos de origen sexual y psicológico que su tío cometió en su contra.

Para algunas mujeres un silbido y piropos en la calle es garantía de belleza, sin embargo para Érika es una sensación traumática.

Érika, nombre ficticio para no revelar el real por temor a represalias de su atacante.

¿Cómo inició todo?

La médico narra que con el paso de los años, su cuerpo se convirtió en un negocio para su familiar, como si tratase de un objeto insignificante. Recuerda con gran tristeza los primeros ataques en su vivienda.

Pero luego y con frecuencia su tío la llevada a una bodega. Allí varios hombres pagaban para satisfacer sus deseos con ella.

Posteriormente se salvó de ser víctima sexual porque llegó su adolescencia.

“Él dejó de cometer estos delitos porque comencé a ser más grande y sólo viola niñas. Cuando tenía 13 años escuché en medio de una agresión que ya estaba grande, que ya no servía para eso”, contó la joven.

Para su victimario, ella era el blanco perfecto, pues su pariente tenía lo más importante, la confianza de los padres, quienes la dejaban bajo su cuidado .

La joven cree que sus padres nunca creerían que su tío le hacía y por eso siempre se mantuvo callada ante sus padres.

Érika acudió a la Fiscalía de Delitos Sexuales

10 años después a la última agresión, en mayo del 2019,  Érika visitó la Fiscalía de Delitos Sexuales de la capital para levantar una denuncia.

Allí fue cuestionada hasta por su abogado de oficio. “¿Por qué quieres denunciar si ya pasó tanto tiempo? ¿Estás segura que quieres seguir adelante con esto?” .

Pese a todos obstáculos, siete meses después de interponer la denuncia penal, la investigación no ha mostrado ningún avance.

Lamenta que los agentes del ministerio público quieran pruebas para respaldar su declaración.

“Me han pedido el acta de nacimiento de los agresores y fotos donde se vea que viven en los domicilios que mencioné”, lamentó que los .

Asistir a la Fiscalía de Delitos Sexuales no fue tarea facil para Érika.

Antes de cumplir ese pasó decisivo en su vida, fue victima de otra agresión, esta vez ocurrió hace pocos meses, cuando su antiguo jefe quiso abusar de ella en el hospital donde trabajaba, pero la ayuda de un compañero, interrumpió el acto.

Noticias relacionadas

Mexicanas alistan nueva marcha contra la violencia y los feminicidios en Edomex

Krisomar López

Sergio Rochín renuncia a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas

Elka López

El aborto legal lo practican por primera vez en un niña de 11 años de Nuevo Laredo

Krisomar López