Dos pipas cargadas de combustible, que partieron de Ciudad Juárez y que tenían como destino la Mina de Palmarejo en el municipio de Chínipas.

Fueron interceptadas por un grupo criminal que opera en la sierra de Chihuahua.

Privaron de la libertad a los dos conductores y se llevaron más de 40 mil litros de combustible.

Los cuales son valuados en el mercado en más de 700 mil pesos.

Sería el grupo del Nuevo Cártel de Ciudad Juárez, quienes armaron una estrategia desde Cuauhtémoc hasta San Juanito.

Para intervenir las dos unidades que surtirían el combustible en una mina ubicada en el Ejido de Palmarejo.

Las pipas salieron de Ciudad Juárez a Chihuahua, tomaron el acceso rumbo a Flores Magón y continuaron hacia el sur del estado.

Primeras investigaciones

Las pipas señaladas desde Namiquipa por halcones del grupo criminal, posteriormente el dato fue confirmado en Cuauhtémoc y la Junta, sede del cártel.

Fue desde Cuauhtémoc, que la banda dirigida por César Daniel Manjarrez Alonso, El H2, y sus hermanos, Homero El H7, y José Alfredo, El Harry, se organizaron para formar la caravana de intercepción de las pipas, quienes fueron detenidos en San Juanito, a cuatro horas de su destino.

Cuando el combustible llegó a su destino, los propietarios dieron aviso a los números de emergencia, por lo cual la Fiscalía General del estado inició una movilización de búsqueda de las unidades y los choferes.

Hasta el cierre de esta edición, ninguno de los conductores, las unidades y mucho menos el combustible, ha sido recuperado.

Por lo que agentes de seguridad en San Juanito y agentes investigadores de la Fiscalía General del Estado, se movilizaron por el territorio para dar con las víctimas y las unidades.

Son apoyados con el sobrevuelo de una avioneta.

ROBAN CINCO EN SEIS MESES

En un periodo de seis meses, han robado cinco pipas de combustible en Chihuahua, que generaron un botín mínimo de 150 mil litros de gasolina, con un valor aproximado de tres millones de pesos.

En el penúltimo robo, acaecido el 9 de diciembre de 2018, agentes estatales detuvieron a una camioneta con 20 mil litros de gasolina, y se pudo comprobar que policías municipales participaron en el robo.

TE RECOMENDAMOS