La Censura
Nacionales

Dos empresas que se enriquecieron en sexenio de Peña Nieto

Con EPN solo daban tortas y refrescos, pero, se hicieron ricas dos compañías

En el gobierno de Peña Nieto, fue casi imposible no imaginarse el “acarreo” de grandes cantidades de refrigerios, los cuales eran torta y refresco.

Dos cosas muy características de su mandato, que, por cierto, dejaron ganancias millonarias a 2 empresas.

Están son Procesadora y Distribuidora los Chaneques y Productos Serel, empresas que formaron un “contrato” con la administración anterior abarcando un 54.2%.

El resto de los alimentos se dividieron entre chefs particulares y pequeñas empresas.

De acuerdo una investigación, el sexenio de Enrique Peña Nieto dió 10 millones 173 mil 303 pesos a estas compañías.

Lo que significa que, en promedio anual destinó cerca de un millón 695 mil 550 pesos para la compra de tortas y refrescos.

Los cuales fueron repartidos en los eventos realizados a los funcionarios públicos.

Dicha suma de dinero, habría sido más que suficiente para darr 30 mil 368 apoyos alimentarios del programa Prospera.

Para combatir la pobreza, cuyo monto de ayuda en 2014 era de 335 pesos por persona.

¿Qué empresas se beneficiaron con estos contratos?

Corporativo Kosmos

Productos Serel, del Corporativo Kosmos, propiedad de los hermanos Jorge y Elías Landsmanas Dymensztejn, recibió en total en la administración de Peña Nieto 140 contratos.

Por 2 mil 412 millones 600 mil 909 pesos, según Compranet.

Los Chaneques

Procesadora y Distribuidora Los Chaneques, proveedor que no reveló los nombres de sus propietarios y directores.

También se niega a explicar cómo llegó a su expansión, sus estrategias y su historia empresarial en general.

Cuando el PRI ganó los comicios de 2012, esta empresa también triunfó.

 

Noticias relacionadas

La Guardia Nacional ha desplegado a más de 58 mil elementos

Lilibeth Rincon

En el norte de Veracruz arrojaron cinco cadáveres

Krisomar López

Ebrard confirma que planteó a EEUU desplegar a la Guardia Nacional en la frontera sur

Krisomar López