Una jueza federal calificó de legal la detención de las hermanas Diana Karen y Samantha.

Hijas del extinto líder del Cártel de Tláhuac, y les decretó prisión preventiva oficiosa.

Las detenidas, identificadas como presuntas lideresas y operadoras financieras de la banda delictiva.

Fueron puestas a disposición de la juez y trasladadas al Reclusorio Sur, donde se realizaron sus audiencias por separado.

La Fiscalía General de la República acusó a Diana y Samantha de delitos contra la salud en la modalidad de posesión de droga.

Con fines de comercio y portación de arma de fuego sin uso de licencia.

La jueza determinó que la dependencia federal aportó elementos suficientes.

Que hacen presumir que las detenidas están relacionadas con la venta y la distribución de droga.

TE RECOMENDAMOS