El poder e influencia de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, era de tal alcance en Guanajuato que su organización, el Cártel de Santa Rosa de Lima, se habría infiltrado en la política del estado.

Audios divulgados recientemente en redes sociales exponen una llamada entre Hugo Estefanía Monroy, ex alcalde de Cortázar y líder del PRD en Guanajuato, y Noé Israel Lara Belman, el Puma, un cabecilla del Cártel Santa Rosa de Lima.

En la charla ambos acuerdan cómo hacerse de dinero público, proveniente de varios municipios guanajuatense.

“¡Qué milagro, cabrón! Te olvidas acá de los amigos”, es la forma en que comienza la charla del líder perredista con El Puma.

Ahí, Estefanía Monroy narra a Lara Belman que habló con el presidente municipal de Villagrán, donde está la colonia de Santa Rosa de Lima, para pactar actos de corrupción y derecho de piso.

“Platiqué con Juan Lara. Hay un chingo de lana que se puede recuperar en la parte de obra y están los Oxxos donde se tiene que manejar ahí una feria y estoy seguro que no les han de estar cobrando, hay un chingo de business que se pueden hacer para que tú los manejes“, se dice.

Luego explica al Puma cómo sacar dinero público, donde gobernaba Juan Lara, primo del cabecilla del cártel.

“Sin pedos, limpiecitos, sin broncas, del fondo uno, del fondo dos. Viene un fondo para el huachicol, viene un fondo para la compra de armamento“, le dice.

Y así ocurrió, en días pasados Villagarán recibió fondos para armamento de la Policía Municipal, que entregó el alcalde y primo del Puma.

“En Villagrán, de la pura pinche obra pública yo traigo 30 millones ya ganados, la política es el dinero más seguro que puede haber”, explica.

Mientras tanto, el Puma alardea de sus nexos con los gobiernos locales en otros municipios de Guanajuato.

Respecto a las mantas que amenazan al presidente Andrés Manuel López Obrador, el hombre del Cártel de Santa Rosa de Lima dice que “las pinches lonas esas no las pusimos nosotros”, en referencia a los mensajes que aparecieron en la refinería de Salamanca.

Luego de darse conocer los audios, tanto el presidente, Andrés Manuel López Obrador, como el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, investigarán al perredista.

TE RECOMENDAMOS