Durante los primeros dos meses de AMLO se presentó la más alta tasa de homicidios dolosos con armas de fuego para un inicio de sexenio.

Desde que comenzó la “guerra contra el narcotráfico” en 2006, con Felipe Calderón.

Y que prosiguió en 2012 con Enrique Peña Nieto.

Datos oficiales muestran que el panista arrancó su mandato con 471 asesinatos.

Mientras que Peña Nieto lo hizo con mil 652 homicidios.

Lo cual contrasta con los 3 mil 538 del inicio de AMLO.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Estos delitos se concentran en ciudades controladas por bandas delictivas como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa.

O aquellas en donde comenzó el combate al huachicoleo.

Los números del SESNSP muestran que durante diciembre de 2018 y enero de este año, los asesinatos en los 50 municipios más peligrosos prácticamente se mantuvieron sin cambios respecto al último año de Enrique Peña Nieto, ya que en estos se concentra el 52 por ciento de los homicidios dolosos con armas de fuego en todo México.

Sin embargo, el que es un caso aparte es Guanajuato, donde en solamente dos meses se han registrado mil 959 asesinatos, lo cual es casi la mitad de todos los que ocurrieron en el país en el mismo periodo.

Hablando a nivel municipal, Tijuana, Baja California, es la capital del asesinato con arma de fuego, donde se registran casi cinco homicidios por día.

TE RECOMENDAMOS