Tri Sub-21, al borde del abismo en Barranquilla 2018

0

De nada sirvió el segundo lugar en el Torneo de Promesas de Toulon en junio pasado, o la consigna de refrendar el título centroamericano conseguido en Veracruz 2014. En esta ocasión, el fracaso se asoma para la Selección Nacional de futbol Sub-21, pues ya son escasas sus esperanzas de clasificar  a la segunda ronda de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 tras caer ayer por la mínima diferencia  ante el conjunto de El Salvador, en duelo correspondiente al Grupo B, celebrado en el Estadio Romelio Martínez.

Pocas fueron las emociones del encuentro durante el primer tiempo. La ofensiva del equipo mexicano se vio inoperante, mientras que los salvadoreños tampoco hicieron mucho por su causa en un juego que se vio marcado por una buena cantidad de faltas.  

Fue al minuto 48 cuando todo se puso en contra del equipo mexicano. El guardameta del Pachuca, Abraham Romero, dejó a los tricolores con un hombre menos al ver la tarjeta roja. El motivo de su expulsión fue una salida precipitada en la que se llevó por delante al atacante de El Salvador, Marvin Márquez, en su intento por cortar un contragolpe. Ángel Malagón fue el encargado de resguardar la portería al ingresar de cambio obligado por Rafael Durán.

Fue al minuto 56 cuando México tuvo una de las pocas oportunidades claras mediante un tiro de esquina. Desde la punta derecha,  Adrián Villalobos mandó un servicio al corazón del área, mientras que Eduardo Aguirre remató de cabeza al ganar la posición a dos defensas, sin embargo, su remate pasó por un costado de la meta salvadoreña.

La debacle para el conjunto mexicano se consumó al minuto 74. Tras varios ataques del equipo azul, fue el propio Marvin Márquez quien logró inaugurar el marcador al aparecer dentro del área y con un remate efectivo venció al arquero Malagón. Todo esto ante la mirada de impotencia de la disminuida defensa mexicana.

Al minuto 83, la Selección azteca se quedó cerca de empatar el encuentro en su oportunidad más clara de todo el partido, pero de nuevamente  la mala puntería se apoderó del ataque nacional. Diego Lainez remató  con la cabeza un preciso servicio de Salvador Reyes en el cobro de una falta desde el sector derecho, pero su intento apenas pasó por un lado para fortuna del conjunto cuscatleco.

Tras la derrota en su segundo encuentro, los dirigidos por Marco Antonio “Chima” Ruiz se ubican en el último lugar de su sector, por lo que deberán ganar su último partido ante Haití por la mayor cantidad de goles posibles, además de esperar a que Venezuela derrote a los salvadoreños mañana.  En caso de que esta combinación no se dé, México sellará su eliminación.