Tres países relevarían a EU en importaciones de cerdo a México

0

Paises como Canadá, Chile y España podrían convertirse en importadores importantes de piernas de cerdo hacia México, luego de que este país le impuso aranceles del 20 por ciento a este producto estadounidense.

Alejandro Ramírez, director de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (Porcimex), estos tres países son los que más podrían beneficiarse del impuesto al insumo de Estados Unidos, de donde provienen el 85% de las piernas porcinas que se consumen en el país.

“Canadá y Chile pueden ser distribuidores importantes y también España, pues el 60% de su producción la exporta. Distinguimos que esos tres países son los que pudieran tener más posibilidades de exportar sus productos a nuestro país”, explicó el representante del sector.

Tras el anuncio que perjudica a la industria estadounidense, México también dio a conocer que abriría un cupo de 350 mil toneladas para productos de cerdo, con vigencia al 31 de diciembre. Esta disposición elimina los aranceles a varios países que previamente ya tenían acuerdos con México para la importación del alimento, como España, Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Nueva Zelanda y Australia.

Canadá y Chile ya tenían acuerdos previos del 0 por ciento de aranceles para este alimento.

Recientemente, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, informó que el arancel a este producto era estratégico, ya que se busca importar el insumo de otras naciones, principalmente de la Unión Europea, al quitar temporalmente el arancel a otros países.

“Al mismo tiempo que mandas el decreto de esta reacción, abres un cupo para importar sin aranceles de los países europeos suficiente para sustituir este proceso”, dijo.

México es el principal destino de los productos de piernas y espaldilla de cerdo de origen estadounidense, pues es receptor del 93% de la producción de la nación gobernada por Donald Trump.

“La razón por el que importamos (de EU) no ha sido un tema de abasto, ha sido un tema de precios”, explicó el representante del sector, quien aseguró que la carne estadounidense es de menor costo comparada con la de otras naciones, no obstante, con los aranceles esa ventaja competitiva podría cambiar.