Según el reportaje publicado por Rolling Stone Pemex está de la mano con la delincuencia organizada

0

El robo de combustible es un delito que ha dejado grandes pérdidas para Petróleos Mexicanos (Pemex) y ha puesto en evidencia la complicidad entre la delincuencia organizada, cuerpos policiales y trabajadores de la empresa.

El Cártel del Golfo es señalado como el principal grupo criminal que controla el robo de combustible, asegura un reportaje publicado en la revista Rolling Stone en su versión en inglés, en donde se detalla que las autoridades de la petrolera están coludidas con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas, Cártel del Golfo y Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) para el robo de hidrocarburos en diversas regiones del país.

Cifras de Pemex revelan que tan sólo de enero a junio de este año, se han reportado un total de 7 mil 590 tomas clandestinas, especialmente en los estados de Puebla, Hidalgo y Guanajuato, lo cual ha contribuido a que de 2013 a la fecha la empresa haya perdido 19 mil millones de pesos por robo de combustible de sus ductos.

El periodista Seth Harp, quien está a cargo del reportaje en Rolling Stone, asegura que los huachicoleros son sólo un pequeño eslabón en la cadena de robo, pues mucha de la gasolina robada en territorio mexicano es robada por personas que no llevan pistolas y nunca se ensucian las manos: “el verdadero robo ocurre dentro de petrolera mediante esquemas ilegales de importación y exportación de petróleo y gas, para evadir el control de las aduanas” dijo Harp

La publicación retoma el Pacto por México, mediante el cual el presidente Enrique Peña Nieto impulsó en 2013 la Reforma Energética para romper con el monopolio de Pemex en la producción, distribución y venta de combustibles.

Sin embargo, “la reforma no ha resolvió estos problemas. Pemex es una enorme fuente de ingresos, plagada de corrupción”, dijo al medio Patrick Corcoran, analista de InSight Crime.