Retrasos en el pago de las nóminas y transacciones imposibles

0

El sistema bancario de México ha entrado en una crisis tras conocerse que fue víctima de un ciberatraco millonario. Los problemas en las transacciones como consecuencia del robo de varios millones de pesos, por medio de un ataque a los sistemas de banca en línea de cinco instituciones financieras, ha afectado a un número todavía desconocido de personas. Retrasos en el depósito de las nóminas, dificultades para acceder a las cuentas en línea o la imposibilidad de realizar transferencias electrónicas son algunas de las quejas más comunes que los usuarios tiene desde hace un par de semanas.

El Banco de México reconoció que los atracadores hicieron cientos de movimientos del sistema electrónico a varias cuentas fantasma en diversas instituciones financieras para después retirar el dinero en efectivo en sucursales. Aunque las autoridades no han revelado el monto total del hurto, las primeras estimaciones arrojan un botín de 400 millones de pesos (20 millones de dólares). Banorte —el segundo banco más grande del país— ha reportado que de sus arcas fueron sustraídos 150 millones de pesos (7,5 millones de dólares).

El robo ocurrió el 27 de abril y desde entonces el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) se ha ralentizado. El banco central explicó que esto se debe a que al detectar movimientos extraños en el sistema, la directiva implementó un plan de emergencia para conectar a los bancos directamente con el SPEI, dejando fuera a los proveedores que usualmente operan el servicio. Los bancos han asegurado a sus clientes que aunque las operaciones sean lentas o dejen de funcionar temporalmente, su dinero está seguro en sus cuentas.