Presidente estadounidense Donald Trump no puede retener fondos de las ciudades santuario

0

Un tribunal federal con sede en San Francisco resolvió este miércoles que la administración del presidente Donald Trump no puede retener fondos de las ciudades santuario de California

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, que consideró esta retención como inconstitucional, decidió por dos votos a favor y uno en contra que la administración Trump no puede retener fondos federales de ciudades y condados santuario, amigables con los inmigrantes indocumentados de California.

La corte de apelaciones confirmó el fallo del juez de distrito afavor de San Francisco y el condado de Santa Clara, que demandaron por las amenazas de la administración de retener dinero a jurisdicciones que han aprobado leyes que limitan la cooperación policial local con las autoridades federales de inmigración.

Sin embargo, el tribunal eliminó una orden judicial a nivel nacional emitida por el juez, y concluyó que hasta el momento no se habían presentado suficientes pruebas para justificarla.

El caso se debió a una orden ejecutiva que el presidente Trump emitió cinco días después de asumir el cargo. Ordenó a su administración a retener fondos federales de las jurisdicciones de los santuarios.

La corte federal de apelaciones señaló que la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que amenaza con retener fondos de “ciudades santuario” es inconstitucional.

Pero el Noveno Tribunal de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos dijo el miércoles que un tribunal inferior fue demasiado lejos cuando bloqueó el pedido en todo el país.

El juez de distrito William Orrick dijo en noviembre pasado que la orden de Trump amenazaba a todo el financiamiento federal y que el presidente no tenía la autoridad para asignar nuevas condiciones al gasto aprobado por el Congreso.

El fallo se produjo en demandas presentadas por dos condados de California: San Francisco y Santa Clara. La administración de Trump dijo que la orden se aplica a un pozo relativamente pequeño de dinero que ya requiere el cumplimiento de la ley de inmigración.