Once fallecidos en Indonesia y mas de 40 heridos dejó atentado a iglesia

0

Al menos once personas murieron en explosiones que sacudieron tres iglesias en la ciudad de Surabaya, en Indonesia, informó la Policía.

El portavoz de la policía Frans Barung Mangera confirmó el número de muertos y dijo que además hubo 41 heridos.

En la iglesia católica Santa María se registró un presunto ataque suicida alrededor de las 07:30 horas (00:30 GMT), informó Mangara. El resultado fue de cuatro víctimas fatales.

Uno de los fallecidos en ese lugar sería el presunto atacante.

En tanto, una segunda explosión ocurrió 30 minutos después en la iglesia pentecostal GPPS, donde fallecieron dos personas.

Otras dos murieron por la tercera explosión, que golpeó la iglesia GKI (protestante).

El portavoz policial añadió que una novena víctima pereció en un hospital local.

Surabaya, capital de la provincia de Java Oriental, es la segunda ciudad más grande de Indonesia, con 2,6 millones de habitantes. Se encuentra a 662 kilómetros de Jakarta, la capital del país.

Las autoridades señalaron que detrás de los ataques hay un grupo vinculado a la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Jemaat Ansharud Daulah (JAD), cuyo presunto líder Aman Abdurrahman está siendo sometido a juicio en Indonesia por un ataque de 2016, había planeado otros ataques, pero su objetivo era la policía, indicó un portavoz de la agencia estatal de inteligencia.

El Papa se pronunció

El Papa Francisco lamentó los tres ataques contra iglesias en la ciudad indonesia de Surabaya, que han causado al menos once muertos, y pidió que los “sentimientos de odio y de violencia” se transformen en “reconciliación y fraternidad”.

El papa mostró su cercanía con el pueblo de Indonesia momentos después del rezo del Regina Coeli, que sustituye al Ángelus en tiempo pascual, desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano.

“Elevo mi oración por las víctimas y sus familias. Invoquemos juntos al Dios de la paz para que haga que cesen estas violentas acciones y que en el corazón de todos encuentren espacio, no los sentimientos de odio y violencia, sino de reconciliación y fraternidad”, dijo.