OCDE: Costa Rica debe minimizar el déficit fiscal antes del 2020

0

El desempeño fiscal de Costa Rica es débil y continua cayendo cada  año, mientras la solución al problema se mantiene  engavetada en el Congreso.

El problema ya es conocido y también lo es que al país se  agota el tiempo para solucionarlo.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Costa Rica deberá buscar una pronta solución para mejorar la relación deuda/Producto Interno Bruto de aquí al 2020.

En concreto, propone reducir el déficit en tres puntos porcentuales -prácticamente reducirlo a la mitad de la cifra actual-, como porción del PIB, en tan solo tres años (periodo 2018-2020).

Esta referencia se desprende del informe de Estudios Económicos de la OCDE: Costa Rica, 2018.

El informe, además fue hecho el pasado martes 17 de abril del 2018, durante una rueda de prensa en el Hotel Real Intercontinental, ubicado en Escazú.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, acompañado por Alexander Mora, el ministro de Comercio Exterior de Costa Ricafue el encargado de llevar la reunión.

Gurría aseguró que “uno de los retos fundamentales de Costa Rica En concreto, propone reducir el déficit en tres puntos porcentuales -prácticamente reducirlo a la mitad de la cifra actual-, como porción del PIB, en tan solo tres años (periodo 2018-2020).

Esta recomendación se desprende del informe de Estudios Económicos de la OCDE: Costa Rica, 2018.

El documento, además fue abordado la mañana del martes 17 de abril del 2018, durante una conferencia de prensa en el Hotel Real Intercontinental, ubicado en Escazú.

El telonero principal fue Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, acompañado por Alexander Mora, el ministro de Comercio Exterior de Costa Rica.

Gurría afirmó que “uno de los retos fundamentales de Costa Rica es su desequilibrio fiscal. Este tema es una amenaza latente para la estabilidad económica, el auge y los niveles de vida en Costa Rica”.

Mientras que por la economía, la Organización afirma que los costarricense  tendrán un crecimiento sustentable en el bienio 2018-2019 y que la cuenta corriente se verá beneficiada.

Para esto el país deberá apostar por una mayor sofisticación de sus exportaciones para no quedarse atrás de sus competidores  mejorando los indicadores de un mercado laboral que cada vez encuentra más espacio para impulsar el comercio informal.