López Obrador respondió de frente a los empresarios

0

“De ninguna manera (los quiero callar), cómo los voy a querer callar, además ni modo que sean menores de edad, niños inocentes, obedientes, sumisos, no, son camajanes (holgazán, que se ingenia para vivir a costa de los demás)”, fueron las palabras pronunciadas por el candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Esto tras declaraciones de Castañón que había advertido que no los va a callar y seguirán opinando sobre las propuestas de los candidatos.

“Cómo van a estar diciendo ahora o se van a estar tirando al suelo que son muy humilditos y que los quiero callar, que barbaridad, este Andrés Manuel tan regañón, que los quiere callar, ¿no?, además que les que claro, no voy a callar a nadie, voy a ser respetuoso del derecho a disentir, soy demócrata y estoy a favor de las libertades”, expresó el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en un mitin político, además reiteró que algunos empresarios se han beneficiado con este régimen de corrupción y se han convertido en traficantes de influencias.

Expuso que si fuese ya por el cargo él ya sería presidente, pues desde el 2006 lo que califica como la “mafia del poder”, lo buscaron para ofrecerle apoyo para ganar las elecciones presidenciales.

“Si me hubiese sometido a los dictados de la “mafia del poder”, ya hubiese ganado, pero sometido y atado, como títere o pelele, no quiero gobernar así, no voy a dejar trozos de dignidad en el camino”, indicó.

Grandes grupos empresariales de México están furiosos porque el candidato a la Presidencia por Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó a varios prominentes magnates del país traficantes de influencias que se benefician de la corrupción.

En un acto de campaña esta semana, López Obrador, que compite por tercera vez por la Presidencia, acusó a varios miembros de la Iniciativa Privada de obstaculizar la democracia y conspirar para mantenerlo fuera del poder.