Gavica: “Ataque a los bancos fue muy bien “organizado”

0

El ataque cibernético que afectó las seriamente las  transferencias entre algunos bancos en México fue organizado  por una red muy bien organizada, aseguró Marcos Martínez Gavica, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM). Aseguró que ningún cliente perdió dinero de sus cuentas, debido a que los recursos fueron sustraídos de las cuentas de las instituciones.

Son bandas que operan muy bien  en todo el mundo. En todos los puntos donde encuentran una falla o  una vulnerabilidad se aprovechan en ese instante, y cuando la falla se cierra  se van a otro lado, expresó Martínez Gavica. Con respecto de los autores del ataque, no dijo mucho pues hasta  el momento no han sido identificados.

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), administrado por el Banco de México (BdeM) y mediante el cual las instituciones financieras realizan entre sí las transacciones bancarias  de sus clientes, comenzó a operar con deficiencias a finales de abril, aunque apenas esta semana autoridades y banqueros aseguraron que se trató de un ataque cibernético.

Retrasos en transferencias

Aseguran que ese ataque contra el SPEI no provocó pérdidas de recursos en las cuentas de los usuarios, aunque sí retrasos en las transferencias  de fondos de una cuenta a otra; por ejemplo, de la del empleador al trabajador en el pago de la nómina, o de una persona a otra, de acuerdo con lo explicado por Martínez Gavica.

El fraude electrónico  fue hecho a los bancos y a su dinero, no hubo sustracción de recursos de ningún cliente y eso es importante decirlo, apuntó.

Para los usuarios de la banca –que han manifestado, sobre todo en las redes sociales, enojo por las fallas en el Sistema de Pago , “esta situación  se ha traducido en retrasos para el traslado de fondos, que usualmente se concreta prácticamente en segundos y ahora tarda más tiempo” declaró  Martínez Gavica.

Destacó que en  un día de pago de quincenas, como este martes, los distintos procedimientos pueden fluir con mayor lentitud, dado el volumen de transferencias que se quieren hacer en el momento, pero los recursos llegarán con seguridad a las cuentas de los trabajadores, garantizó.

La forma en que vulneraron los sistemas, explicó Martínez Gavica, fue  precisamente  cuando un banco estaba enviando una operación a través del SPEI, los ciberatacantes duplicaban ese depósito: uno iba al cliente y el otro a una cuenta recién abierta por los delincuentes, de donde extraían el dinero en efectivo.