Entérate sobre las condiciones que le quiere imponer EU a México sobre las etiquetas de los alimentos preenvasados

0

México podría haber aceptado las condiciones de Estados Unidos sobre no colocar un etiqueta frontal con la información nutrimental en los alimentos preenvasados y las bebidas no alcohólicas como parte del acuerdo bilateral en seguimiento a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), alertó Javier Zúñiga, abogado de El Poder del Consumidor.

En entrevista para#AristeguiEnVivo, advirtió que esta decisión implica un gran riesgo en una sociedad con una emergencia epidemiológica por obesidad, sobrepeso y diabetes, como lo es la mexicana.

“Un poco los problemas que tienen este tipo de acuerdos es que se está viendo al etiquetado como una barrera comercial y no como lo que es: una política de salud pública para mejorar las condiciones de la población”, explicó el abogado.

De acuerdo con una publicación de The New York Times de marzo de este año, Estados Unidos había agregado un anexo al TLCAN en el que estipula que se debe “impedir que existiera cualquier tipo de símbolo, de forma o de color que denotara de manera inapropiada que existe un daño por el consumo de ciertas bebidas no alcohólicas o alimentos”.

Zúñiga aseguró que es muy probable que Estados Unidos haya orillado a México a aceptar el anexo sobre productos preenvasados y bebidas no alcohólicas, que a la fecha ha sido rechazado por Canadá.

A diferencia del caso mexicano, el abogado explicó que “Canadá tenía un etiquetado frontal muy similar al que nosotros tenemos”, pero se reunió con académicos y científicos sin conflicto de interés y deciden conjuntamente que este etiquetado no lo entiende la población por lo que es necesario crear uno nuevo.

Por otro lado señaló que Estados Unidos en materia de salud pública, específicamente en etiquetado, no es un ejemplo a seguir y enfatizó que un ejemplo sería Chile, país con un etiquetado mucho más entendible pues maneja un formato de semáforo con los colores rojo y verde.

“El etiquetado en México no se entiende, viola derechos humanos, no es una herramienta útil para los consumidores de tomar decisiones informadas sobre los productos que quieren consumir y su salud”, explicó Javier Zúñiga.

Finalmente explicó que se ha demostrado que otro tipo de etiquetados que expresan de manera muy sencilla los  contenidos que son dañinos resultan mucho más eficientes, son mucho menos costosos y tienen mejores beneficios tanto para la economía del Estado, es decir para las finanzas de los ministerios de Salud Pública, como para la salud de las personas.