El debacle de México Sub-21 se veía venir

0

Fueron orillados al fracaso y finalmente se concibió: México Sub-21 falló estrepitosamente en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se celebran en Barranquilla, Colombia.

No hay pretextos por haber perdido con Venezuela y El Salvador, y no poderle ganar a Haití para calificar, pero hay razones, muchas de ellas reglamentarias, que han afectado a las Fuerzas Básicas de México.

Efraín Flores, uno de los últimos grandes formadores de juveniles mexicanos, confiesa que era predecible el fracaso, sobre todo desde que se instauró la regla 10/8 en el año 2016, dándole acceso a más extranjeros a la Liga MX, la cual pasó de tener cinco a ocho jugadores en activo no nacidos en México, diferente a la regla 20/11 que recién se reinstauró y que había sido eliminada, pese a entregar buenos resultados.

“Yo dije que en algún momento nuestras Selecciones nacionales iban a pagar el precio de estas malas decisiones y estamos viendo que ya el destino nos alcanzó, ya empezamos a pagar factura. Cuando se eliminó esta regla (20/11), los entrenadores nos vamos muy a la cómoda de no poner a los jóvenes para no arriesgar, y al no tener chavos jugando en el alto rendimiento, lógicamente estos muchachos están en desventaja con otros países donde esos jóvenes ya tiene roce de Primera División”, comentó el ex formador de Atlas, Chivas y Grupo Pachuca.

Para el ex directivo de Mineros de Zacatecas, el haber caído en Barranquilla fue un segundo foco rojo para las Selecciones menores.

“Ya nos está avisando, de hecho ya tenemos reveses encima: perder esa Final de Toulon (Francia) fue un primer foco rojo, ahora lo de los Centroamericanos. No fueron casualidad los campeonatos mundiales de la Sub-17 en 2005 y 2011, la medalla de oro en Londres; ésa era una buena señal, era una prueba de que se estaban haciendo bien las cosas en Fuerzas Básicas. Pero después, en vez de incentivar, castigaron y decidieron abolir la regla 20/11”.

El primer paso para arreglar los procesos de formación parece estar dado, se limitó a 12 extranjeros por plantilla y regresó la regla 20/11, pero definitivamente el daño ya está hecho.

Le negaron 10 de sus mejores y más experimentados hombres, pero Marco Antonio “Chima”  Ruiz aun así no siempre echó mano de los convocados con más minutos, sufriendo la eliminación del Tri en Barranquilla.

Entre los 20 convocados sólo ocho de ellos superaban los 800 minutos de fogueo en las competiciones más importantes del país, es decir la Liga y la Copa MX.

Jorge Sánchez Ramos, junto con Carlos Alonso Vargas, del América, fueron los dos convocados con mayor experiencia y esto les valió para iniciar como titulares en los dos primeros juegos que disputó México, pero en el definitivo ante Haití, vieron el arranque desde el banquillo.

Detrás de los ya mencionados vienen José Joaquín Esquivel y Paolo Yrizar. Ambos superan los mil minutos en Primera y sólo vieron actividad en el último juego contra Haití. El resto del torneo lo atestiguaron desde el banquillo.

Elementos como José Juan Macías y Ronaldo Cisneros, quienes acaparan reflectores en Primera División, tampoco fueron protagonistas en este equipo al que le faltaron variantes: Macías sólo jugó 35 minutos durante todo el torneo y Cisneros 95.

Algunos elementos de este Tri no han debutado con sus equipos y pese a eso tuvieron una participación más notoria en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC). Caso claro es el de Abraham Romero, portero del Pachuca quien jugó de inicio contra Venezuela y El Salvador, superando así a elementos como Luis Ángel Malagón, quien ya atajó con Morelia en la Copa MX.

Por último, y quizá el caso más raro, es el de Brayton Vázquez, juvenil que no ha debutado con Atlas y que fue titular en Barranquilla durante los tres juegos del Tri.

Hicieron falta

Las 10 dolorosas bajas de último minuto que no llegaron a Barranquilla fueron: Roberto Alvarado (Cruz Azul); César Montes y Jonathan González (Monterrey); José Hernández, Ismael Govea y Ulises Cardona (Atlas); Gerardo Arteaga y Jesús Angulo (Santos); Jesús Godínez (Chivas) y Uriel Antuna que juega en el Groningen holandés.