Derriban una caza sirio tipo Sukhoi

0

Cada vez se conocen más detalles del derribo de un caza sirio por las Fuerzas de Defensa de Israel. Sin embargo, las versiones que ofrece cada parte sobre los hechos, ocurridos en una zona de conflicto territorial, son diametralmente opuestas.

El Ejército israelí ha anunciado este martes la interceptación de un caza sirio de tipo Sukhoi afirmando que “se infiltró una milla unos 1,6 kilómetros en el espacio aéreo israelí”. Damasco niega la violación del espacio aéreo.

Aunque el modelo exacto del avión no ha sido anunciado oficialmente, The Jerusalem Post informa que se trata de un Su-22. Otros medios afirman que podría tratarse de un Su-24.

Según un portavoz del Ejército israelí, el general de brigada Ronen Manelis, el caza despegó de la base aérea T4, en la provincia de Homs, y voló “muy rápidamente” hacia Israel.

Esta base ha sido objetivo de al menos dos ataques aéreos por parte de Israel, al ser uno de los sitios clave donde se despliega la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní en la República Árabe.

Las autoridades militares israelíes han asegurado que estuvieron monitoreando la aeronave antes de lanzar los misiles Patriot y que, además, le enviaron avisos en varios idiomas.

“Hemos emitido numerosos avisos a través de numerosos canales y en varios idiomas para asegurarnos de que nadie al otro lado viola el espacio aéreo israelí y amenaza a los civiles y la soberanía israelí”, ha dicho el portavoz oficial de las Fuerzas de Defensa israelí, Jonathan Conricus, citado por The Times of Israel.

Finalmente, el caza fue derribado en la zona sur del territorio de los Altos de Golán controlado por Siria. Se precisa que el avión cayó en la zona de la cuenca de Yarmuk, una zona fronteriza triangular entre Siria, Israel y Jordania, donde todavía está presente el grupo terrorista Estado Islámico.

Se trata del segundo incidente de este tipo en los últimos 30 años, informa AP. En 2014, Israel ya derribó un Su-24 que, según afirmaron sus autoridades militares, entró en su espacio aéreo en los Altos de Golán. En aquella ocasión, los dos pilotos lograron eyectarse y aterrizaron en territorio sirio.