Conoce cuantos burócratas están en un ‘tilin’ por cuerpos en tráiler

0

La Contraloría del Estado inició un procedimiento administrativo para deslindar responsabilidades en el caso del tráiler con cadáveres que salió del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y deambuló por tres municipios de la metrópoli.

Aunque evadió confirmar si el exfiscal, Raúl Sánchez Jiménez, y Luis Octavio Cotero, otrora titular de Ciencias Forenses, fueron llamados a declarar, dijo que todos los funcionarios involucrados pueden ser emplazados.

“Nos queda claro que esto no es responsabilidad de una sola persona; esto es terriblemente lamentable y vergonzoso. Esto habla de antecedentes de desidia, de indolencia; es lógico pensar que una sola persona no es la responsable”.

Los primeros que han sido llamados a declarar son el contralor-visitador de la Fiscalía, Raymundo Gutiérrez, y José Nicolás Montes de Oca, contralor del IJCF, para que informen de qué manera intervinieron como responsables de vigilar el cabal ejercicio de las dependencias.

Brito aseguró que, antes de que concluya la administración tendrán el dictamen de presunta responsabilidad y definirán si hay elementos para sanciones administrativas, promover alguna inhabilitación o incluso presentar denuncias.

Por otra parte, el gobernador Aristóteles Sandoval anunció que hoy mismo inicia la construcción de una nueva cámara frigorífica en el edificio del IJCF, para que no vuelva a presentarse un escándalo como el que le costó el puesto a los mandos de dos dependencias públicas.

Esta cámara, informó, evitará que los cuerpos que llegan al Instituto sean apilados. “Y (también habrá) un espacio para cadáveres en descomposición que tendrá una gran capacidad, por encima de los 300 cuerpos, para que no se vuelva a repetir este lamentable hecho. Se va a abatir el rezago para la disposición de las víctimas de sucesos de hechos violentos no identificados, siguiendo los protocolos con pleno respeto a sus derechos”.

El mandatario estatal no precisó el monto que se destinará a esta obra ni las fechas de conclusión, pero sí que apresurará las gestiones con los municipios metropolitanos con el fin de que puedan proporcionar espacios dignos en sus cementerios para cuerpos en proceso de identificación. Una agencia del Ministerio Público se mudará al edificio forense para que atienda directamente a las familias de personas desaparecidas.