Bolsonaro va por la segunda vuelta presidencial

0

El exmilitar ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo el triunfo en la elección presidencial de Brasil celebrada este domingo. Sin embargo, Bolsonaro no alcanzó el 50% de la votación para evitar una segunda vuelta electoral, pues obtuvo el 46.7% de los votos, según datos oficiales con 85.86% de las urnas contabilizadas.

Bolsonaro, quien ha sido llamado el Donald Trump brasileño, se enfrentaría en segunda vuelta ante el socialista Fernando Haddad, quien obtuvo 27.24% de los votos válidos, de acuerdo con los datos oficiales, y quien tomó el lugar en la boleta del expresidente encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva.

El exmilitar Bolsonaro habría obtenido más apoyo de lo previsto por todos los sondeos hasta ahora, que le daban hasta 41% de los votos, y rebasó los resultados de las encuestas de salida que le daban 45%, pero sin lograr el 50% de votos válidos necesarios para evitar el segundo turno.

“Juntos reconstruiremos el nuevo Brasil”, dijo Bolsonaro a través de una transmisión de Facebook Live poco antes de que la autoridad electoral diera su anuncio. Más de 300 mil personas observaban su mensaje en vivo.

“Vamos a sacar de encima el Estado para quien produce”, agregó. “Vamos a valorizar las fuerzas armadas, la policía. Tenemos cómo cambiar el destino de Brasil”, aseguró el militar ultraderechista.

Tras el anuncio de que habría segunda vuelta, el presidente del Partido Social Liberal, que lidera Bolsonaro, explicó a periodistas que el candidato no ofrecería alguna conferencia de prensa debido a que sus médicos le habrían recomendado no salir porque estuvo expuesto a roces en la mañana cuando votó. Según dijo, la policía también le recomendó evitar exponerse a riesgos porque había amenazas contra él.

A un mes de los comicios, Bolsonaro sufrió un ataque a cuchilladas mientras realizaba un acto de campaña y tardó semanas en recuperarse.

Bolsonaro es un legislador con 27 años en el Congreso y un excapitán del ejército que logró encabezar la votación de las elecciones presidenciales de la nación más grande de América Latina atrayendo el apoyo de varios con sus promesas de enfrentar los altos niveles de violencia y corrupción.